La Policía Federal allanó la Comisaría de Coronel Rosales y aprehendió a dos efectivos por un supuesto caso de extorsión

Actualidad 26/10/2020
El operativo se realizó con la presencia del fiscal Mauricio Del Cero. Se organizó una entrega vigilada y se siguió a uno de los sospechosos hasta la dependencia policial local.
0d6e3850-c6e7-4cef-bdb1-5c9e350ec71f

   La Policía Federal, con asiento en Bahía Blanca, realizó un allanamiento en la Comisaría de Punta Alta y detuvo a dos policías acusados de una supuesta extorsión.

   Se trata del oficial Pablo Martín Lacaze, de 25 años, y el sargento Maximiliano Ezequiel Doreste, de 29.

   Están imputados de exigirle dinero a un colega, que vive en Punta Alta pero presta servicio en la policía de Bahía Blanca.

    El damnificado formuló hoy la denuncia ante el doctor Mauricio del Cero, que estuvo presente esta noche en la dependencia policial local, y se organizó una entrega vigilada por personal de civil de la Policía Federal.

   Luego del encuentro con Lacaze, en la esquina de Espora y Villanueva, se siguió a este policía hasta la comisaría y se decidió allanar la dependencia. Allí mismo, y en poder del efectivo Doreste se encontró el dinero entregado.

   El "acuerdo" del denunciante era otorgarle a Lacaze mil pesos por semana a cambio de no ser delatado porque aparentemente realizaba algún trabajo extra de cadetería, fuera del horario policial.

    El fiscal Del Cero, en diálogo con InfoPunta dijo que "a partir de una denuncia recibida sobre el mediodía de hoy en la Fiscalía Nº 18 de Delitos Complejos, se suscitó una situación en la esquina de Espora y Villanueva, ocasión en la que un efectivo policial identificado como Pablo Martín Lacaze le cobrara un abono de 1.000 pesos al denunciante (tal como le había exigido la semana pasada) a cambio de permitirle trabajar en cadetería".

   "Cuando se produce esa entrega, estaba observando desde una distancia prudencial la Policía Federal. Se siguió al ahora aprehendido hasta la Comisaria y se detectó que el vehículo en el cual se movilizaba ingresó en el Gabinete Técnico Operativo", relató el fiscal.

   "Fue por ello que se allanó la dependencia. Los billetes, que previamente habían sido marcadas, estaban en poder del sargento Maximiliano Doreste".

   Del Cero sostuvo que "parece ser una constante esto de la exigencia indebida de dinero. Entendemos que ha habido un aumento de estas situaciones, esperamos que cesen. Estas acciones tienen un efecto disuasivo; pretendemos para que no sucedan más y que la gente las denuncie".

9fb4c2dd-28c4-4f87-9e53-87817b65eb5a
   Agregó que, al momento de la detención, los acusados "respondieron nerviosos y sorprendidas. Uno de ellos tenía cuatro 'rollitos' más de dinero, por lo que se infiere que podría haber estado previamente en otro lugar con el mismo fin. Fueron trasladados a Bahía Blanca, sus armas quedaron en custodia de la Comisaría, mientras que los celulares y el dinero fueron secuestrados".

Te puede interesar