A un año de la primera norma de promoción del uso del cannabis terapéutico en Coronel Rosales

Actualidad 07/11/2020
"El inicio de la pandemia y el cambio de autoridades nacionales y provinciales cambió el enfoque o la agenda que teníamos para insistir sobre el tema, pero junto a Bien Común y con apoyo de la diputada Fernanda Bevilacqua hemos participado en foros de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la provincia para buscar mayor apoyo y fuerza, para el cumplimiento de nuestra ordenanza", dijo el edil Daniel Medina.
476600

   El 7 de noviembre de 2019, Daniel Medina y Liliana García avanzaban en la primera norma de promoción del uso del cannabis terapéutico de la historia del distrito y que actualmente rige como la Ordenanza 3874, adhiriendo a la Ley 27.350 cuyo fin es la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, de la planta de cannabis y sus derivados, garantizando el cuidado integral de la salud.

   "La intención siempre fue que los vecinos tengan mayor acceso a la información científicamente verificada respecto de las propiedades de la planta de cannabis, sus derivados y su impacto en el organismo humano. Muchos rosaleños utilizan derivados del cannabis con fines médicos y esta realidad debe ser tomada por el gobierno y preservarse a la comunidad. El inicio de la pandemia y el cambio de autoridades nacionales y provinciales cambió el enfoque o la agenda que teníamos para insistir sobre el tema, pero junto a Bien Común y con apoyo de la diputada Fernanda Bevilacqua hemos participado en foros de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la provincia para buscar mayor apoyo y fuerza, para el cumplimiento de nuestra ordenanza", afirmó el edil vecinalista Daniel Medina.

   La ahora vigente Ordenanza 3874 habilita la posibilidad de celebrar convenios para la investigación local de los derivados del cannabis y la difusión del alcance de la legislación nacional en este medio, decisión que debe emprender el Ejecutivo para que la norma cumpla sus efectos.

    "Esta adhesión fue un muy importante primer paso legal. La ordenanza permite al gobierno municipal trabajar conjuntamente con el INTA y el Conicet, tal como marca la Ley y el Decreto Presidencial 738/17. Hace un año, sólo tres municipios de la región tuvieron ordenanzas de este tipo y uno fue Rosales con el aporte de Bien Común", agregó.

   Además, destacó la investigación médica o científica para la elaboración de derivados del cannabis e incluso en el cultivo controlado con fines médicos desde el propio municipio, imitando a distintos distritos, "lo cual debe ser un objetivo común que nos una".

   "Necesitamos unidad y grandeza ante este tema de salud que hace a mejorar la calidad de vida de los vecinos. El intendente debe empezar a aplicarla", afirmó Medina, quien destacó la labor de la profesora Jorgelina Li Destri en la redacción del proyecto de Bien Común.

Te puede interesar