Un lugar único en el mundo: La Reserva Natural Pehuen Co-Monte Hermoso

Actualidad 09/11/2020
Cumple hoy 15 años desde su creación mediante una ley. Se destacó el esfuerzo y compromiso de quienes tienen a su cargo las tareas de investigación y conservación, y se instó a las personas a seguir protegiendo el yacimiento.
124349316_2447524502038719_7291659806078444330_n

   Hoy se cumplen 15 años de la creación, mediante la Ley 13.394, de la Reserva Geológica, Paleontológica y Arqueológica Provincial Pehuen Co-Monte Hermoso.

   "Queremos agradecer el esfuerzo y compromiso de integrantes de la comunidad e investigadores, entre quienes destacamos a la doctora Teresa Manera, el licenciado Ricardo Caputo y la doctora Cristina Bayón. A las O.N.Gs. como el Refugio del Sudoeste, especialmente a Ana Domínguez y Daniela Cardillo, a los guardaparques y técnicos que tuvieron los primeros desafíos, y a todos aquellos que diariamente renuevan su compromiso con la conservación", dice la publicación de la ONG Reserva Natural Pehuen Co-Monte Hermoso en su muro de Facebook.

   Además, destacan el acompañamiento en la conservacion del patrimonio al Museo de Ciencias Naturales "Vicente Dimartino" ( Monte Hermoso), al Museo Municipal de Ciencias Naturales "Carlos Darwin" (Punta Alta) y a las direcciones de Turismo de los partidos de Coronel Rosales y Monte Hermoso.

    La reserva, está constituida por tres áreas discontinuas, que cuentan la vida hace miles o millones de años.

   En la actualidad pertenece al Sistema de Áreas Naturales Protegidas de la Provincia de Buenos Aires, el cual permite desarrollar un manejo integral  de los recursos naturales y culturales en los ambientes que allí se protegen.

124860184_1138163329930718_393653303154671795_o
   Las ANP de la Provincia de Buenos Aires, agrupan un total de 26 Reservas Naturales, 5 Refugios de Vidas Silvestres, y 4 Monumentos Naturales, todos estos en el marco  de la ley 10.907.

   El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, a través de la Dirección de Áreas Naturales Protegidas,  es el encargado de controlar y supervisar el funcionamiento de las ANP, y quien articula las acciones de las áreas con guardaparques y técnicos, hacia la comunidad.

   ¿Qué conserva esta Área Natural Protegida que la lleva a no ser sólo Patrimonio de los Bonaerenses, sino de los Argentinos y de la Humanidad? Allí se conserva un registro arqueológico, paleontológico y geológico de características excepcionales.

   A lo largo del tiempo la erosión marina expuso –en una extensión de unos  32  kilómetros- un corte geológico natural donde se observan diversas unidades estratigráficas acumuladas desde 5 millones de años atrás a la actualidad.

   El estudio e interpretación del origen y la antigüedad de estas rocas permitieron conocer aspectos fascinantes de la historia geológica y del ambiente general del área, como si fuera un libro.

   En ese espacio acotado, un registro casi único muestra las transformaciones ocurridas durante el último gran cambio climático del Pleistoceno, en un proceso que produjo la extinción de decenas de géneros mamíferos de estirpe sudamericana (Macrauchenia, Glyptodon, Megatherium, etc.) el posterior ascenso del nivel del mar, así como la exploración y subsecuente afianzamiento de ocupación por parte de los antiguos cazadores-recolectores, habitantes de ese lugar durante el Holoceno temprano y medio.

   Los recursos arqueológicos, paleontológicos y geológicos no están solos. Ellos se interrelacionan con el ecosistema de dunas costeros y el ecosistema marino del sur de la provincia de Buenos Aires. Estos albergan una gran diversidad de especies, algunas de ellas endémicas de esta zona como la lagartija de los médanos, el senecio bergui o el neosparthon y otras que nos visitan de países lejanos como los playeritos o tortugas marinas.

   Las dunas costeras de la pampa austral actúan como reservorios naturales de arena, protegen  la costa frente a la erosión, alimentan las playas, filtran,  almacenan el agua dulce, brindan el habitad a plantas y animales y dan la posibilidad de disfrutar de estos paisajes costeros increíbles. Todo esto hace de la reserva un lugar de excepcional importancia para la conservación y disfrute.

8dc8cfad-9ad7-4f55-922d-677e3f0f0e16
   ¿Qué actividades se realizan en la reserva y quiénes la llevan adelante? En esta reserva, al igual que el resto de las reserva de la Provincia de Buenos Aires, se llevan a cabo actividades de investigación, educación ambiental, ecoturismo, control y vigilancia.

   Las personas que desarrollan las tareas, son los guardaparques, investigadores de diferentes universidades, guías especializados y personal de apoyo.

   Los guardaparques son los encargados de desarrollar los diferentes programas con los que cuenta el área y tienen a su cargo el manejo, control y vigilancia de las áreas naturales protegidas.

   La Reserva Natural Pehuen Co-Monte Hermoso, como el resto de las reservas brindan muchos servicios, hoy llamados servicios ambientales. Algunos son:

* Producción de oxígeno por las plantas y las algas.

* Recarga de acuíferos subterráneos (el agua que se consume en Pehuen Co y Monte Hermoso proviene de aguas subterráneas filtrada por los médanos).

* Las dunas  actúan como reservorios de arena de la playa, frenando la erosión.

* Habitad para muchas especies de animales y plantas.

* Valor estético del paisaje natural que promueve la recreación y el turismo.

   ¿Y lo  paleontológico y arqueológico? Lo paleontológico permite conocer y recrear aspectos fascinantes de la historia geológica y del ambiente general del área, junto con los animales que allí estuvieron, mientras que lo arqueológico da la posibilidad de observar vestigios e improntas de los cazadores y recolectores de las pampas hace 7.000 años.

   La cantidad y calidad de restos aquí encontrados no solo maravilla en la actualidad, sino que también lo han hecho con investigadores como Charles Darwin y Florentino Ameghino tiempo atrás.

   Hoy esta historia se puede encontrar en la reserva natural Pehuen Co-Monte Hermoso, donde se encuentran las evidencias de este increíble pasado incluyendo los sitios paleontológico: Farola Monte Hermoso, Playa del Barco y yacimiento Paleoicnológico de Pehuen Co  y los sitios arqueológicos: Monte Hermoso 1 y la Olla 1,2, 3 y 4.

   Farola Monte Hermoso y Playa del barco al oeste de la localidad de Pehuen Co. El área presenta un conjunto de fósiles de la gran fauna extinta, representada por restos pertenecientes a integrantes de la fauna autóctona sudamericana como los grandes perezosos, los gliptodontes, y los ungulados Macrauchenia y Toxodon, además restos de mastodontes, caballo, tigre dientes de sable y ciervos.

   Yacimiento Paleoicnológico. Con este nombre se designa a los sitios donde se encuentran rocas que tienen muchas huellas de animales que vivieron en épocas pasadas.

   12.000 años atrás. El mar se encontraba retirado decenas de kilómetros de lo que es hoy es la playa actual. Era un ambiente de lagunas temporales de agua dulce alimentadas por las lluvias y  ríos que bajaban de las sierras.

   Allí convivían una fauna de mamíferos gigantes nativos de América del Sur, como megaterios, mastodontes, gliptodontes, juntos a especies que aún existen como ñandúes, zorros, guanacos, flamencos, cisnes, etc, los cuales pastaban por los valles y se acercaban a tomar agua a los espejos que iban quedando cuando se acentuaba la sequía.

   Los  limos arcillosos de las antiguas lagunas copiaron de forma sigilosa, las caminatas de 24 especies de animales diferentes, las grietas de sequía,  hondulitas del agua, restos vegetales que hoy permiten imaginar cómo era el lugar.

   Es el barro de la antigua laguna que se convirtió en roca. Una roca muy frágil. Estas capas son como las hojas de un libro en las que se puede leer parte de la historia de la región. Este capítulo de la historia de la tierra habla de tiempos no tan lejanos, cuando empezaron a llegar hombres y los grandes mamíferos comenzaron a extinguirse.

   En el año 2005 se encontraron huellas humanas en bloques sueltos de la misma roca arcillosa que constituye las capas con huellas de mamíferos y aves. Un tiempo después se descubrió un rastro de 13 pisadas humanas en el mismo nivel que huellas de megaterios.

  Todo esto perduró en el tiempo gracias la protección que les brindo la arena. La cantidad y tipo de estas huellas, como toda la otra información asociada que de ellas se infiere, hacen que este yacimiento sea único en el mundo.

    “Hace 12.000 años el mar estaba muy alejado de este lugar, el clima era muy árido y frío. Cuando se producían lluvias torrenciales -muy de vez en cuando- se generaban avenidas de agua que arrastraban sedimento y lo depositaban en esa zona, generando una especie de banco de lodo...”. Con el tiempo esos suelos de las antiguas lagunas se fueron endureciendo en forma de roca sedimentaria y perduraron gracias a la protección de los médanos.

   Se puede visitar este sitio e interpretar cómo fue la laguna hace 12 mil años. Siempre es conveniente ser acompañado por un guardaparque o guía habilitado.

   Así se formaron las huellas:

* Monte Hermoso 1: Hace 7.500 años antes del presente, los cazadores recolectores pampeanos comenzaron a visitar la costa del litoral atlántico muy cerca de Monte Hermoso donde aprovechaban los recursos disponibles típicos de ambientes de la costa y de las lagunas entre médanos, tales como huevos de aves, plantas y peces. En una población de cazadores recolectores esta actividad la desempeñaban generalmente  las mujeres y niños. Los hombres se dirigían hacia el mar para cazar lobos marinos. En ese entonces, donde hoy está el sitio Monte Hermoso 1, había una laguna tranquila, de agua salobre, rodeada de médanos con vegetación y cercana al mar, donde la gente deambulaba  por sus orillas en forma tranquila, sin una dirección marcada. El sitio Monte Hermoso 1 es  un lugar muy especial, donde se encontraron cientos de pisadas humanas, de aves y de mamíferos, así como restos de plantas, semillas, caracoles marinos, cáscaras de huevos y algunos huesos de lobo marino.

* La Olla 1, 2, 3 y 4: La Olla está formada por pequeños fondos lagunares a lo largo de 150 metros. Se las denomina “Ollas” por el gran cúmulo y variedad de material que se encuentran depositados entre capa y capa del sedimento. Cuando se formaron, en el lugar había una marisma o laguna costera. Hasta allí los cazadores recolectores llevaban los lobos marinos y los terminaban de despostar.  Aquí se encontraron cientos de huesos de lobo marino, de guanacos, de venados, caracoles marinos, algunos fragmentos de cáscara de huevos de ñandú y un conjunto de herramientas de piedra, hueso y madera. Uno de los hallazgos más destacados es un instrumento de madera con forma de espátula decorada con motivos en zig zag. Estos hallazgos permitieron conocer aspectos novedosos  sobre  la tecnología y la expresión simbólica de los antiguos pobladores. Es la única localidad en la región pampeana que conserva evidencias de esta tecnología.

   ¿Cómo se conservaron las huellas humanas? La laguna era de aguas tranquilas y crecía frecuentemente por las lluvias. La gente pisó el borde y, después de que la gente pisara el barro blando y dejara su huella, la laguna creció en poco tiempo, pero sin mucha energía. El agua tapó las huellas, las rellenó con arcilla y formó un molde que las cubrió. De esta manera es que pudieron conservarse hasta estos días. Hoy se pueden ver porque el mar, durante miles de años, erosionó esa cubierta de arcilla y las comenzó a destapar.

   ¿Por qué son tan importantes y excepcionales estos sitios? Simplemente por dos razones: Hay en el mundo muy pocos sitios con pisadas humanas y por la excelente conservación de restos vegetales y animales que permiten conocer datos sobre el medio ambiente y la vida en esta región, que no tiene correlato en ningún otro sitio en la Pampa.

   Todas las riquezas de la reserva hoy están junto al mar y de todos depende su futuro. El ambiente marino costero actual es muy dinámico. El mar y el viento pueden hacer que las huellas estén cubiertas la mayor parte del tiempo. El viento es fiel acompañante de este ambiente junto a las mareas (dos pleamares y dos bajamares diarias). Puede cubrir las huellas con finas o grandes capas de arenas.

   Hoy estos yacimientos están sufriendo modificaciones debido a dos componentes: uno lento, natural e inevitable como la erosión marina, y otro que depende del comportamiento como la acción humana. Para conocer y cuidar este patrimonio es importante informarse junto a los guardaparques, visitar los museos locales o junto a un guía habilitado conocer esta increíble historia que cuenta la vida hace miles o millones de años.  

   La Reserva Natural Pehuen Co-Monte Hermoso es la oportunidad de los vecinos de la región de disfrutar y cuidar este patrimonio natural heredado.

Fuente: https://www.facebook.com/Reserva-Natural-Pehuen-C%C3%B3-Monte-Hermoso-311176479006876/notes/?ref=page_internal

Te puede interesar