"Hasta tanto se realicen las obras, no podemos permitir que haya vecinos que no tengan siquiera el mínimo de agua"

Actualidad 04/12/2020
Así lo afirmó el intendente rosaleño luego de reunirse con el gerente general de ABSA.
reunion absa

   En la planta que ABSA posee en el barrio Ciudad Atlántida, finalmente se concretó el encuentro entre el intendente Mariano Uset y el gerente general de ABSA, Julián Bautista.  

   Allí ajustaron detalles sobre las obras anunciadas por la empresa el pasado martes en Bahía Blanca y se hizo hincapié en resolver otras cuestiones importantes, como los trabajos inmediatos para reducir el impacto de la reducción del caudal de agua que llega al distrito. Además, el municipio planteó la necesidad de modificar el sistema de facturación.  

   También estuvieron presentes, por el municipio, el secretario de Obras, Ignacio Torrontegui, y por la citada firma, el gerente de operaciones Darío Acha, el gerente regional Gustavo Bentivegna y la responsable de operaciones en Punta Alta, Mariana de Iraeta.

   “Se planteó la necesidad de realizar obras para superar la coyuntura, algo que no pudo abordarse en la reunión del martes. Serían pequeñas intervenciones, con instalación de algunas cañerías nuevas y reparación de válvulas para poder aplicar políticas de distribución de agua y regular las presión del sistema”, dijo Uset.  

   El intendente señaló que “al pedido de conciencia solidaria que siempre hacen las autoridades para que la gente no malgaste el agua, planteamos que el cuadro tarifario debería acompañar ese mensaje y que se pague el agua que se consume”.  

   En tanto, remarcó que “hasta tanto se realicen las obras estructurales de fondo, como las de coyuntura, no podemos permitir que haya vecinos que no tengan siquiera el mínimo de agua”.  

   “No es la solución que queremos ni nos conforma, y sabemos que nuestros vecinos merecen una solución urgente a esta problemática, pero vamos a seguir abasteciendo a los sectores más afectados con dos tanques cisterna desde el municipio, mientras que ABSA comprometió la provisión de otros dos tanques, y trabajaremos en conjunto para mitigar el impacto de la falta de presión”.  

   Además de estos planteos, se comentaron detalles de la obra de recambio de cañerías en el casco antiguo de la ciudad y del nuevo acueducto que transportará el agua desde la Planta Potabilizadora Grünbein y que será ejecutado en PEAD (Polietileno de Alta Densidad) otorgando así, más durabilidad y resistencia al conducto.

Te puede interesar