Un homenaje para "instalar memoria" por las víctimas del COVID-19

Actualidad 02/11/2021
Se realizó una ceremonia en la plaza General Belgrano, presidida por la secretaria de Gobierno, Abigaíl Gómez. El intendente, quien se encuentra en La Plata, envió una nota escrita, y hubo palabras del párroco César Cardozo.
Homenaje COvid 19 (16)

   Con la organización del Municipio se llevó a cabo el acto en homenaje a los rosaleños fallecidos por coronavirus desde el inicio de la pandemia.

   Para ello, se inauguró un monumento para recordarlos en la Plaza Belgrano.

   La ceremonia fue presidida por la secretaria de Gobierno Abigaíl Gómez.

   En conjunto con el bloque de concejales de Juntos, a través de la edil Carla Gómez, el propio intendente Mariano Uset y la secretaria de Gobierno gestionaron la creación de este espacio con un pequeño monumento y una placa recordatoria en la Plaza Belgrano.  

   Al comenzar su alocución, Abigail Gómez agradeció a las familias, a las autoridades y al personal sanitario “quienes rinden homenaje a la vida todos los días”.  

   “Con Carla Gómez, desde principio de año comenzamos a pensar cómo el Municipio podía homenajear, recordar y dejar en la memoria colectiva de Coronel Rosales a estos trabajadores, a estos padres, a estos hijos, hermanos, vecinos, compañeros de trabajo y amigos que fallecieron a causa de COVID-19”, explicó.

   “Luego de varios meses en los que trabajamos con mucho respeto llegamos a este resultado para tener a nuestros seres queridos siempre presentes en la historia de nuestra ciudad”, añadió.

Homenaje COvid 19 (5)

   Ante la ausencia del intendente Mariano Uset, por encontrarse en la ciudad de La Plata para reunirse con las autoridades del Ministerio de Trabajo y el Sindicato de Trabajadores Municipales, la secretaria de Gobierno fue quien leyó una carta del jefe comunal con su discurso.  

A continuación, el texto escrito por el jefe comunal:

   “Hoy no tengo ganas de estar acá en la ciudad de La Plata, tan lejos de ustedes, y pretendo con estas palabras acercarme y abrazarlos para compartir este duelo que nos une.  

   Muchos de los fallecidos eran conocidos o amigos de años, a otros los conocí tarde, tal vez rezando por su recuperación.  

   Quiero contarles esta breve y reciente historia.  

   En agosto de este año, al alcanzarse las ciento diez mil víctimas fatales de la pandemia en la Argentina, familiares y amigos se auto convocaron pacíficamente a marchar y depositar una piedra con el nombre de su fallecido.   

   La piedra que perdura en el tiempo, las tradiciones judías la asocian a “la eternidad”, y marca así la diferencia con la flor, que al poco tiempo se marchita.  

   Al menos así creo interpretar a quienes eligieron una piedra para eternizar el recuerdo de cada uno de sus muertos.  

   A la mañana siguiente de aquel domingo 16 de agosto, encontramos en la puerta de la Municipalidad una piedra que decía: Daniel, una fecha y la leyenda “no al olvido”  

   La piedra llegó justamente en los días que debatíamos de qué modo anclar en la memoria colectiva a nuestras víctimas de la pandemia.  

   Esa primera piedra la guardé muy respetuosamente en la vitrina de los recuerdos más importantes que tiene un intendente.  

   Hoy estamos acá, para que sean Uds. quienes le den el toque final a la piedra que eternice el recuerdo de cada uno de sus fallecidos, y coronar este humilde cenotafio.  

   Este Homenaje no pretende dar consuelo, sino “instalar memoria”, porque el mundo está en deuda con las víctimas de esta pandemia.  

   Se sabe que la muerte es la mayor prueba de la existencia de la vida; y sin la muerte, la vida no tendría sentido.  

   Sin embargo, su aparición inoportuna, temprana, o sorpresiva, es una catástrofe para quienes quedan en soledad.  

  Los abrazo desde aquí, desde la ciudad de La Plata.  

   Mariano Uset, su intendente”  

Te puede interesar