Los 25 años del Servicio de Búsqueda y Rescate Marítimo, Fluvial y Lacustre

Actualidad 01/10/2020
Su creación formal fue el corolario de una misión que la Armada lleva adelante desde el siglo XIX.
PHOTO-2020-09-30-21-14-21 (1)

   Hoy se cumple un cuarto de siglo desde la creación del Servicio de Búsqueda y Rescate Marítimo, Fluvial y Lacustre (SISM).

   Los orígenes del SAR (siglas que derivan de búsqueda y rescate en inglés, Search and Rescue) en la Armada se remontan al siglo XIX, con las acciones del comodoro de marina Luis Piedra Buena rescatando náufragos en la Isla de los Estados.

   Posteriormente, el vicealmirante Julián Irizar fortaleció este compromiso con la salvaguarda de la vida en el mar, a través del rescate de la expedición científica liderada por el sueco Otto Nordenskjöld, en 1903, con la corbeta ARA “Uruguay” en la Antártida Argentina.

   Por Ley 22.445 en oportunidad de aprobar la República Argentina el Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimos adoptado en Hamburgo, el 27 de abril de 1979, se estableció que la Armada Argentina es la Autoridad Nacional de aplicación de ese instrumento internacional, mediante sus organismos competentes.

PHOTO-2020-09-30-21-14-22 (2)
   El SISM, dependiente del Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada –máxima Autoridad Nacional SAR–, tiene como función general en virtud de lo establecido en el Plan Nacional SAR, la gestión y supervisión del sistema nacional SAR.

   Efectúa las coordinaciones con  organismos estatales y privados que participan en actividades afines y relacionadas, de modo de asegurar que se presten eficazmente los servicios SAR en el nivel de la Agencia Nacional SAR (ACSM), estableciendo las normas y políticas para las operaciones y el adiestramiento con el fin de preservar la vida humana en el mar.

   Esta misión se complementa con el apoyo a las operaciones SAR de los Centros Coordinadores Buenos Aires, Puerto Belgrano y Ushuaia, de los cuales dependen los Subcentros Coordinadores (a cargo de la Prefectura Naval Argentina) incluyendo, entre otras funciones, el adiestramiento, el relevamiento de estadísticas y la interacción.

   En este sentido, trabaja en coordinación con la Dirección de Intereses Marítimos de la Armada y con los organismos internacionales de su competencia como la Organización Marítima Internacional, la Asociación Internacional de Operadores Turísticos en la Antártida, la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos, el Consejo de Administradores del Programa Antártico Nacional, el foro de Búsqueda y Rescate Defence Leaders, entre otros.

PHOTO-2020-09-30-21-14-21   La Región de Responsabilidad SAR de la República Argentina contempla los espacios fluviales y lacustres del territorio nacional y un extenso espacio marítimo que se extiende más allá de la Zona Económica Exclusiva, incluyendo aguas internacionales y cubriendo una superficie de aproximadamente 14.716.000 kilómetros cuadrados, área que abarca más de la mitad del Océano Atlántico Sur. Su equivalente sería 48 veces la superficie de la provincia de Buenos Aires, que es de 307.571 kilómetros cuadrados.

   A lo largo de su historia, el SISM ha participado en el auxilio de numerosas unidades con emergencias declaradas, participando en la coordinación de la asistencia sanitaria y contribuyendo a salvar la vida a cientos de personas.

   En los últimos años, algunos de los casos en los que participó el personal de la Armada fueron la búsqueda del pesquero «Rigel», en junio de 2018. El caso SAR inició cerca de la medianoche, cuando se recibió la alerta de una radiobaliza proveniente del buque a 110 millas (aproximadamente 200 km) al Este de la ciudad de Trelew.

   Se destacaron a la posición indicada los barcos pesqueros que se encontraban en la zona, que por la mañana hallaron objetos que podían ser del barco.

   Sin demora, se ordenó la zarpada de dos unidades navales de la Armada Argentina, la corbeta ARA “Granville” desde la Base Naval Mar del Plata y el transporte ARA “Bahía San Blas” de la Base Naval Puerto Belgrano, para concurrir en apoyo, y fueron durante días llevados a cabo sucesivos vuelos con aviones B-200 de la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima.

PHOTO-2020-09-30-21-14-22
PHOTO-2020-09-30-21-14-22 (1)
   Apenas unas jornadas más tarde, la Armada asumió nuevamente operaciones de búsqueda y rescate, en esta oportunidad, del pesquero “Dorneda”, durante nueve días.

   El buque de bandera española activó su radiobaliza de emergencia a 308 millas náuticas de la ciudad de Comodoro Rivadavia.

   El resultado fue la recuperación de todos los sobrevivientes del buque español y el cuerpo de un tripulante fallecido, en tanto que uno fue declarado desaparecido.

   Durante todo el caso SAR, la Armada Argentina coordinó las tareas de búsqueda y rescate y mantuvo el esfuerzo de exploración con un avión S-2T Turbotracker y con la corbeta ARA “Espora”, que aseguró la llegada de los tripulantes hasta el puerto de Mar del Plata.

   En ese mismo mes, el velero argentino “Gipsy II” había perdido contacto en aguas de Brasil. La Armada Argentina colaboró activamente con las autoridades brasileñas y uruguayas que participaron en la búsqueda, manteniendo alistadas unidades de superficie y aéreas, dando muestra del trabajo combinado que se lleva a cabo cuando la situación lo requiere, porque salvar vidas no entiende de banderas.

   En marzo de 2019, en tanto, el velero “Ti Paradise”, que se encontraba navegando dentro del sector de responsabilidad SAR marítimo de la Argentina, por efecto de los fuertes vientos y el oleaje superior a los 4 metros, se dio vuelta cayendo dos de sus tripulantes al agua.

   Ante el pedido de auxilio recibido por el Centro Coordinador SAR Puerto Belgrano, la Armada Argentina aplicó el protocolo de rescate embarcando rápidamente en el buque “Seabed Constructor”, que se encontraba en proximidades (una de sus tripulantes estaba herida con un corte en la cabeza), mientras se efectuaba una intensa búsqueda de los náufragos.

PHOTO-2020-09-30-21-14-23

   Llegando a fines del año pasado, ante la desaparición en vuelo pérdida de un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea chilena con 38 personas a bordo, cuando se dirigía desde Punta Arenas hacia la base antártica Presidente Eduardo Frei, medios navales y aéreos argentinos formaron parte de la ayuda internacional en el marco del sistema de búsqueda y rescate SAR.

   La Armada Argentina desplegó el aviso ARA “Islas Malvinas”, que se hallaba realizando la Patrulla Antártica Naval Combinada en cercanías de la base antártica Carlini, y al aviso ARA “Estrecho de San Carlos” que se encontraba como buque de estación de la Base Naval Ushuaia, ambas naves operando en el área de búsqueda con la Armada de Chile.

   En todos los casos mencionados, el personal del SISM cumplió con su responsabilidad para contribuir a la salvaguarda de la vida en el mar, manteniendo una alerta continua y permanente vigilancia las 24 horas los 365 días del año, en la noble tarea de trabajar para salvaguardar la vida humana en el mar.

   Mirá el video:

Fuentes: Gaceta Marinera y Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada.

Te puede interesar